Curiosidades de la Navidad en Toledo
Navidad en Toledo

Se acerca la Navidad, una fecha entrañable en la que nos reunimos con nuestros familiares, amigos y aprovechamos para descansar. También para hacer turismo, como no. Una opción interesante es visitar la ciudad de Toledo, que se engalana con luces y guirnaldas, y que te hace sentir el verdadero espíritu de la Navidad. Vamos a aprovechar para hablar de curiosidades que alberga la Navidad y que muchas de ellas guardan relación con nuestra ciudad, Toledo.

Documento iluminación Navidad

Fuente: Archivo Municipal del Ayuntamiento de Toledo

Lo primero que nos llama la atención en la Navidad son la cantidad de luces que decoran nuestras calles y plazas. El origen, también en Toledo, era bastante diferente del actual. Si acudimos al Archivo Municipal de Toledo, encontraremos un documento fechado en 1629 donde se pide al ayuntamiento iluminar las calles principales en la noche de Navidad. Esta decoración no tenía un objetivo meramente decorativo, también se buscaba incrementar la seguridad de las personas que se dirigían a las iglesias a las celebraciones típicas de estas fechas:

se evitaran muchos imcombenientes que suele [h]aber aquella noche y las personas que ban a las Iglesias, a maitines, irán con más comodidad y seguridad.

A parte de las actividades litúrgicas, había una serie de celebraciones que, a lo mejor a día de hoy, nos resultan un poco desconocidas pero que eran muy famosas en su tiempo.

Calle Comercio en Navidad

Aludiendo a la enumeración que el profesor Fernando Martínez Gil hace en su libro “El Corpus Christi y el ciclo festivo de la catedral de Toledo”, podemos destacar alguna de las fiestas más importantes o actos que se celebraban durante los días de navidad:

La fiesta del obispillo.

A los clerizones se les permitía tener cierto protagonismo durante esta fiesta. Se trataba de una inversión de poderes y donde las burlas estaban permitidas. Un niño (normalmente de la escolanía) pasaba a tomar el papel de obispo, y el resto del clero debía rendirle pleitesía y obediencia. Se le elegía el 6 de diciembre, que coincidía con la celebración de San Nicolás de Bari, patrón de los niños y terminaba el día de los Santos Inocentes. Esta fiesta estuvo muy extendida durante la Edad Media, además de ser muy aceptada durante este período. Durante la víspera de San Nicolás y hasta el día de los santos Inocentes, el obispillo tomaba el hábito episcopal y ocupaba la cátedra del prelado. En cambio, los canónigos y dignidades se vestían como clerizones. Toda esta fiesta se extendía hasta el mismo día de los Santos Inocentes, día en que esta fiesta terminaba no sin antes celebrarse las vísperas y completas con el obispillo como presidente del acto. No obstante, esta fiesta no estuvo exenta de prohibiciones durante la Edad Medía: el motivo era la cantidad de travesuras que cometían los niños y los muchos excesos que llevaban a cabo.

Toledo, Zocodover

Foto: Zocodover en Navidad (2015)

El Canto de la Sibila.

Esta fiesta caló en Castilla y en la Corona de Aragón. Se trataba de un drama litúrgico que se celebraba en la Misa del Gallo. El protagonista era un niño vestido completamente de mujer y que empuñaba una espada. Colocado en el altar, cantaba una serie de estrofas relacionadas con el Juicio Final. La sibila tenía su origen en la mitología clásica, en el mundo clásico. Se trataba de una profetisa del fin del mundo. Esto, obviamente, se acabó adaptando al mundo cristiano, por su simbolismo y parecido con el Juicio Final. Cabe destacar que es patrimonio cultural inmaterial reconocido por la UNESCO.

Y no podía faltar la representación del nacimiento, normalmente en la noche de Navidad. Es notable destacar el Auto de los Reyes Magos, cuyo origen está aquí, en la ciudad de Toledo en el siglo XII. Una pieza dramática que escenifica el viaje de los Reyes Magos, desde que comienzan a seguir la estrella que les conduce a Belén, pasando por el palacio de Herodes.

Desde Rutas de Toledo, sólo nos queda desearos unas felices fiestas en compañía de todos los vuestros y un próspero 2016 en todos los sentidos.

Por nuestra parte, el año 2016 vendrá cargado de interesantes novedades y rutas que esperemos que todos disfrutéis.

Texto: Alberto López Miguel

Calle Comercio Toledo

Foto: Calle Comercio, desde otro punto de vista, por Paloma Serrano. 

¡FELIZ NAVIDAD!

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.